jueves, 26 de noviembre de 2009

Mi niño es el más listo...mi niño es el más guapo...mi niño es el mejor¡¡¡

Uff, que coñazoooo¡¡¡¡

Todos tenemos un familiar, amigo o vecino, que te lo encuentres donde te lo encuentres y hables de lo que hables. Siempre..., siempre...siempre, encuentra el hueco para meterte la cuñita y volver a repetirte cuanto de listo es su niño, cuanto de guapo es su niño, y sobre todo...cuanto dinero gana su niño.

Uff que pedantes y pesaos llegan a ser.

¿es que no se dan cuenta que nos importa un pito?, ¿es que no se dan cuenta, que sabemos que casi todo lo que cuentan es mentira?, en definitiva, ¿es que no se dan cuenta que al final, lo que están es jodiendo la imagen de "su niño"?.

Es curioso cuando te encuentras inmerso en esa conversación que en un sólo sentido se está efectuando y que te aburre como una ostra. Te están mostrando a un Ministro de sanidad donde hay un simple médico, donde hay un Abogado, te están mostrando un Juez del tribunal supremo, o donde hay un empleado de empresa, te están mostrando al presidente del fondo monetario internacional.

Lo más triste de todo esto, es que lo que parece es que estas personas quieren a sus hijos por lo que son o por lo que tienen, en vez de quererlos por quienes son o por cuanto se han sacrificado para tener lo que tienen.

Siempre se ha dicho que para realizarse completamente como persona, hay que tener un hijo, escribir un libro y plantar un árbol.

Por favor, si alguien que lea esta reflexión se siente identificado,..... ¡que escriba libros y que plante árboles!, los que os rodeamos os lo agradeceremos¡¡¡¡

Papá, Mamá. Gracias por quererme por quién soy, definitivamente os lo debo a vosotros.

Un abrazo.

Alberto.

2 comentarios:

rafaelincl68 dijo...

Amen hermano, vaya toston que nos pegan algunos con lo mismo, jejeje.

Saludos.

Rafalin.

nirvana dijo...

Ufffff que es muy cierto todo eso... acá es igual, y en la familia no imaginas la competencia que hay, de quien habla mejor de quien...

Escibes y fotografías bien... felicidades, eh!

Saluditos,

Publicar un comentario